Sobre la posmodernidad

En este semestre aprendí bastantes cosas y conceptos que antes para mi eran desconocidos, pude repasar algunos temas que quería tocar de antes como el existencialismo y el capitalismo, aunque realmente son cosas aún más complejas de lo que pude explorar, me interesaría poder profundizar aun más en las próximas ocasiones que me toque tomar esos temas. Pero me dí cuenta que no servía de mucho querer apoyarse en teorías antiguas sin voltear a ver lo que está pasando a nuestro alrededor, los libros “viejos” llenos de teorías y “predicciones” realmente pueden hablar mucho y enseñarnos cosas, pero más bien sobre lo que se creía antes que pasaría en esta fecha y eso no quiere decir que sea realmente lo que sucede.  Es distinta “la teoría formulada” de “la realidad”. También aprendí que la posmodernidad está manejando cosas muy distintas a las que yo me pude haber imaginado, el modo de hacer ver un “objeto” con la importancia de un personaje principal como lo plantea la compañera Fabiola en su primer trabajo final del primer ciclo de investigación llamado: “Cronenberg en los objetos”, le atribuye a una limusina características propias de una persona e incluso capacidades con las que los humanos usualmente fantaseamos, como la cuestión de la inmortalidad siendo que se trata de un objeto inerte y no existe sin intervención humana. Es verdad que en ocasiones tomamos mucha importancia a los objetos incluso más de la que debiera, son los que nos cuidan, nos dan protección y nos llevan a explorar otros mundos que de alguna forma hasta llegamos a creer que tienen vida propia. (El tema de  los objetos creados por humanos que adquieren vida y conciencia propia es otro tema muy tratado en la posmodernidad) También se dieron posturas que proveían cierta nostalgia por los textos antiguos lejos de la tecnología, así como en contra de algunos conceptos manejados en el desarrollo de las piezas que vimos (realmente hubo mucho disgusto y falta de comprensión a la hora de retroalimentar algunas obras que fueron vistas en la clase)   y esto en verdad provee una gran variedad de puntos de vista que de otro modo no las habríamos asimilado. El modo en que se tienen que analizar las palabras a profundidad para no usarlas incorrectamente, pude darme cuenta de que las palabras son muy flexibles y (por ejemplo) no sólo es tecnología los aparatos electrónicos que hemos tenidos a lo largo de nuestras vidas, sino también las calles que tenemos, la infraestructura, las cintas de los zapatos, etc. En la posmodernidad se presentan todo tipo de puntos de vista y ninguna está mal, pero tampoco ninguna está bien, en otro caso los puntos de vista no se tratan de resolver quién tiene la verdad y porqué, sino de explorar que es lo que se puede sacar de todas las combinaciones de pensamiento y realizar planteamientos a través de ellos (como un árbol que nace de una propuesta inicial generando muchas más propuestas). Incluso se aborda de manera poética y abriendo paso a la sensibilidad de la situación como en la publicación de mi compañero Iván la cual se llama: “Lo que perdura”. Muchas veces podemos notar como lo que hacemos se mezcla mucho con nuestro pensamiento y/o cultura haciendo que nuestra narrativa (en caso de ser un escrito) tenga quiebres inesperados o puntos tocados de una manera específica según el pensamiento de cada persona al grado de llegar a concluir después de una ardua investigación seria con la frase “la respuesta es el amor” ¿Y cómo poder negarlo? o ¿cómo asegurar que está mal? si ahorita mismo no es posible saber si realmente esa es la respuesta a todos los planteamientos serios de la vida o no. Esto se puede observan en la publicación de mi compañero Juan llamada: “ARTISTA CONTEMPORÁNEO MEXICANO”.

Un resumen acerca de la posmodernidad: Es un período que se encuentra en el siglo 20 y en el que aún vivimos. Para describir a la posmodernidad no se le puede atribuir características objetivas o concretas como se haría con las definiciones de un diccionario. Esta etapa se divide en 3 partes: Como periodo histórico, actitud filosófica y movimiento artístico. Y se caracteriza por muchas cuestiones como la de la hibridación de todo lo existente haciendo así que se desvanezca el concepto de dualidad  y de comparar las cosas con respecto a lo de sus contrarios, como creer que la cuestión femenina se debe medir con respecto a lo masculino como había sido planteado en la modernidad y desde antes de ellas como se puede observar en algunos estudios de Sigmund Freud y en otros escritos de época. Ahora se empiezan a considerar a los contrarios como entes individuales e independientes, así como las posibles mezclas que pudieran surgir entre ellos o fuera de ellos, sin tomarlos en cuenta a ellos. La diversidad que surge de desvanecer la fuerza de los contrarios hace posible la aceptación de cada vez más únicas muestras de diferencias antes rechazadas por la necesidad de querer adaptar todo a la teoría de “a” o “no a” creyendo que es lo único posible de hacer. Haciendo que tornemos nuestros ojos a las manifestaciones de todas las posibles combinaciones que van generando todos estos “híbridos” en cualquier contexto. Se basa en la cultura popular y lo que es inmediatamente perceptible, sin mucha profundidad, hechos. No reconoce de autoridades absolutas científicas o intelectuales como los creadores de la verdad absoluta. Todo se puede cuestionar y en dado caso “romper”, hasta los hechos comprobados científicamente. La biblia, los hechos históricos, entre otros grandes relatos, son cosas que ya no reconocemos sino como textos que pudieron haber sido alterados según los intereses de los autores. La verdad es dada según el punto de vista de cada quién. Por lo tanto la narración de un hecho nunca será igual entre dos personas que hayan estado en el mismo lugar al mismo tiempo, lo que hace que sea imposible “comprobar” sobre “la verdad” incluso si se presentara un video o alguna “evidencia” solo podríamos estar consientes de lo que nuestros ojos perciben, no de lo que puedo haber pasado realmente. El lenguaje crea “la verdad”. La posmodernidad no avanza en linea recta, ni siquiera estamos seguro si “avanza”.

Conclusión: La posmodernidad que tiene como base a la modernidad se da el lujo de ser tambaleante, frágil y volátil. Dando paso a toda una forma nueva de exploración y de creación de ideas sin tener que despreciarlas por su falta de “practicidad” o de “verdad”. Este el momento que podemos aprovechar para voltear a vernos entre nosotros, notar qué podemos crear con lo que tenemos y exprimir cada parte de nuestras vivencias de cualquier tipo para añadirlo a nuestros conceptos. Ahora es adecuado para aprender sobre lo que no habíamos querido ver antes y cuestionar lo que habíamos creído toda nuestra vida, darnos baños de cultura de todo el mundo y pensar un poco más allá de lo que hacemos normalmente sin limitarnos. Estamos abriendo nuestras mentes, aceptando nuestra naturaleza como inestable y por lo tanto puede empezar a ser prioridad explorar nuestras “rarezas” de algún modo disfrutando de ellas a grado de mostrarlas a los demás en vez de tratar de cambiarlas.

 

 

 

 

Diana Esmeralda Rodarte Miranda 122175

 

 

La existencia de la tecnología.

En la obra de Lozano Hemmer podemos observar que entre otras cosas su obra tiene la capacidad de interactuar con el espectador, el cual puede dar su imagen y/o su corporeidad a “terminar” las piezas en la exhibición en donde la participación humana juega este papel fundamental, sin el cual sus piezas no tendrían vida realmente. En algunas de ellas se nota la intención de utilizar lo orgánico para desarrollar las funciones por completo, más en específico con la pieza del aliento, Lozano busca lograr “trascender” la vida o “permanecer” al querer guardar “el aliento” de ciertas personas en su máquina. Por otro lado utiliza máquinas en las que aparentemente “te sigue con la mirada” con la intención de que te sientas intimidad@ por el poder de la tecnología. Pero esto podría darnos a pensar si realmente “la tecnología” puede intimidarnos, afectarnos o “hacernos vivir eternamente”. ¿Cómo podría ser para nosotros si la máquina realmente te observara o si pudiera latir con fuerza propia?

La tecnología y sus avances en su mayoría son diseñados para hacernos la vida más cómoda y hacer la comunicación más fluida. Pero en medida que va evolucionando comenzamos a caer en nuestra propia confusión al creer cosas como que “la tele ha matado la realidad”1, o cosas similares. En ésta ha ido creciendo tanto de tal modo que ahora nos es posible imaginar como sería nuestra vida si tuviéramos cuerpo robótico, sostuviéramos relaciones “virtuales” con personas reales o no, incluso como si nuestra propia vida estuviera manipulada por alguien más.

En algunas películas que pude observar se plantean situaciones en las que nos dejarían en “jaque” sobre la existencia de lo virtual, la conciencia en los seres creados, incluso la posibilidad de inventar seres “superiores” a la raza humana. En la película “Ghost in the shell” se plantea a la vida como una serie de pequeñas partes de información creando redes cada vez más complejas cumpliendo funciones específicas para desarrollar a un ser que finalmente es consiente de su propia existencia. Entonces si nosotros de algún modo hemos llegado al punto de poder “clonar” pequeñas células y partículas ¿Qué tan lejos estamos de crear a un ser completamente funcional haciendo estas uniones dentro de un organismo? y si acaso pudiéramos hacerlo ¿Esto le daría un alma, siendo un cuerpo idéntico, teniendo incluso la capacidad de razonar? Aquí un fragmento de la escena:

En otra película más llamada “Nirvana” se plantean las posibilidades de extender al cuerpo más allá de sus capacidades naturales, al almacenar memoria, olor, sentimientos de una vida entera en algo más pequeño que un usb, asi como la posibilidad de obtener ojos artificiales (de lo que tampoco estamos lejos de realizar), y el poder navegar en el mundo virtual a través de un modo palpable. Pero lo que es aún más interesante es la forma en que las máquinas (al parecer muy avanzadas) pueden ser groseras con su dueño e incluso decidir si quieren acatar o no una orden, llegando al punto en que un personaje de videojuego quiere decidir sobre su destino pidiéndole a su creador que lo elimine. A lo largo de la historia se van observando situaciones en las que parece que la vida del creador es también un juego y al final ambos acuerdan que han ganado al momento en que mueren. ¿Realmente la muerte nos libra del compromiso de tener que seguir “jugando” en la vida? Y si todos tratáramos de huir de la opresión que sentimos de “seguir” haciendo lo que tenemos que hacer ¿Qué caso tendría seguir viviendo?, ¿Qué sentido tendría vivir “libre” de un juego, contexto, reglas, amarres, inquietudes y obstáculos que superar? La tecnología perdería el poder fascinante que tiene si estuviera consiente de su propia existencia y no pudiera ser manipulada por nosotros para satisfacer nuestras necesidades.

Los avances científicos y tecnológicos ciertamente tienen un gran impacto en nuestra forma de percibir de entrada las cosas a nuestro alrededor modificando el tiempo y el modo de realizar las cosas, hasta nuestra propia conciencia de la vida. Tal vez las obras de Lozano Hammer como algunas otras obras de arte no repercuta tan fuertemente en nuestras vidas al grado de quitarnos el sueño, pero ciertamente se adhiere a nuestra manera de concebir la realidad, haciéndonos creer cosas que antes encontrábamos difíciles o imposibles, abriendo cada vez más nuestra mente, sorprendiéndonos para poder al fin pasar a la siguiente etapa, como algo natural en la vida.

 

 

1.-http://www.gumilla.org/biblioteca/bases/biblo/texto/COM2011154_55-63.pdf

Diana Rodarte

El existencialismo en la tecnología

El hombre contemporáneo no se da cuenta de que le han robado su libertad, está anestesiado por la mentalidad científica, por el desarrollo de la tecnología y la cultura del tener, que prevalece en el mundo en el que vive.

-Gabriel Marcel

“Nos engañamos de la peor manera si creemos que el dispositivo tecnologico que hace funcionar el mundo actual es un instrumento que nosotros manejamos como el carpintero maneja el martillo”

-Heidegger

En mi línea de investigación voy a analizar como es que la existencia de la tecnología cada vez más avanzada afecta a la vida humana desde el punto de vista existencialista. Desde algunos puntos que encontre se presentan realmente en contra de la misma ya que la ven como “anesteciadora” asi como “desafiadora de la naturaleza entre otras cuestiones.

Diana Rodarte

 

Lineas de investigación

El trabajo de Rafael Lozano me pareció muy interesante por el hecho de que por una parte trata de que sus piezas artísticas (que son mayormente máquinas) tegan un toque orgánico mezclándose con el ambiente humano que llega a albergar la exposición. Por otra parte también trata de que sus piezas sean interactivas desceribiendolas como “no completas” permitiendo que si no hay nadie que pueda observarlas no entren en función. Luego de esto podemos observar que tratan de ser piezas que fluyen y cuando consiguen seguir los pasos o retener los latidos de una persona, se acaban de algún modo ya sea cuando se retira la persona o cuando no hay más espacio para sus latidos y los llena los de alguien mas, incluso en la pieza en que respiras y tu “suspiro” se queda ahi “para siempre” se nota la fluidez y la necesidad de que siga moviendose a través de tubos muy largos. Entre otras cosas quería hacer sentir con su obra mediante una cierta “agresión” o “acoso”, una “intimidación” por la capacidad que tienen estas máquinas, lo que a mi parecer no se logra del todo ya que siguen limitadas a sus funciones y a lo que están programadas para hacer. Por una parte no pueden acosarte realmente y por otra depende de quién este tras ellas.

 


 

Los puntos que a mi me gustaría explorar como posibles líneas de investigación son:

  1. El emergentismo en la tecnología: En las piezas de Rafael Lozano podemos observar un poco como su trabajo depende mucho de estas relaciones que se dan entre “pieza-humano” y no solamente de la pieza o de el contacto humano, haciendo que luzca una imágen distinta con cada persona que se acerca a observarla. Porque nosotros realmente no podemos saber si la pieza adquirirá tonos rosados si no se acerca a ella una persona que vista de rosa (por decir un ejemplo de su pieza en la que arden los ojos). La pieza afecta a la persona y la persona afecta a la pieza. Por lo tanto el desarrollo de la pieza termina en el momento que vemos la variedad de las muchas personas que pasan por la misma pieza reaccionando de distintas formas, le temen, son curiosos, se alejan de ella, le toman confianza o simplemente no se entretienen mucho con ella. Un ejemplo que pude encontrar algo “similar” al trabajo de Rafael Lozano es la obra de Jim Campbell y su trabajo con los puntos de luz llamados “LED’s”.http://www.youtube.com/watch?v=ylIYHmbM0UA

    maxresdefault


  2. El organicismo en la tecnología: Realmente podemos encontrar algunos de estos pensamientos la obra de Rafael Lozano, al querer percibir a las personas como seres únicos compuestos de elementos diferentes, que a su vez forman parte de algo más grande. En su pieza sobre los “suspiros” que al principio eran solo uno y ya después se hacen muchos más me hace pensar como en esta idea de que todos obtenemos al nacer un “suspiro” que se torna de cierto color mientras permanece en vida con nosotros pero que en esencia está compuesto de lo mismo que posee el resto de la humanidad y al morir nuestros “suspiros” volverán al núcleo creador original. Con este pensamiento sobre los suspiros me refiero a la idea en que posiblemente adquirimos el “alma” o “el toque de vida”. Que podría hacernos pensar que todos estamos en armonía y estamos destinados a vivir por todo lo que hemos vivido para después volver a ser “uno con el universo”. Un ejemplo de este arte son las pinturas de Adrián Navarro.

    mdrnart


  3. El existencialismo en la tecnología: Realmente nose si se pueda hacer una relación de este tipo con respecto al uso de los términos. Pero me gustaría por esta parte analizar lo que es el existencialismo porque aún es un concepto vago para mi, y saber si se puede analizar de esta forma a una obra como la de Rafael Lozano. Con respecto a si la existencia de un trabajo como tal realmente puede provocar un impacto en nosotros o si no llega a ser algo mas que un objeto. Utilizando a Heidegger con sus ideas sobre la tecnología, entre otros. Uno de los ejemplos del arte existencialista es el trabajo de Yayoi Kusama.

    Yayoi-Kusama-Infinity-Mirrored-Room-Filled-with-the-Brilliance-of-Life-2011-©-Yayoi-Kusama-Photo-credit-Lucy-Dawkins_Tate-Photography-1024x681

 

 

Diana Esmeralda Rodarte

Continuar leyendo

El personaje ficitio y el anónimo en internet (final)

Durante el análisis del video de “the ways of something” se podían observar distintas imágenes entre las cuales podíamos observar a personas que aparecían y desaparecían de una forma fugaz, sin obtener algún conocimiento o referencia sobre su persona o su ser. Esto podría hacer que se describan a estas personas como “anónimas” es decir “sin nombre” y sin embargo están ahí y a diario nos enfrentamos a personas que para nosotros “no tienen nombre” y de alguna forma no pasan desapercibidas y afectan el desarrollo de nuestro entorno. El estado “anónimo” permite adquirir una mayor seguridad sin compromiso alguno. Por eso es posible encontrar declaraciones profundas o fuertes amenazas bajo esta firma, para no poder llegar al origen de aquello. Y aunque pareciera que al no poder encontrar nada detrás de una obra no puede causarnos mucho impacto, realmente si lo provoca y al grado de una persona o personaje. Y esto es porque de alguna manera sabemos lo básico acerca de esa identidad: Que es humano y que tiene el conocimiento adquirido para escribir/obrar de cierta forma. Y el primer punto es el que nos hace sentir empatía hacia esa persona ya que no le podemos juzgar por apariencia, si no únicamente por las ideas que trasmite.

El personaje ficticio lo podemos observar al transcurso de “ways of something” al momento que tenemos una referencia sobre la voz que “divinizada” guía los acontecimientos y las imágenes que van apareciendo, así como en un acto de “rebeldía” que en algunos  momentos lo que vemos se desprende de ella provocando que nuestra experiencia visual y auditiva  no concuerden del todo. También podemos considerar como “ficticios” a la serie de pintores que menciona el narrador ya que sabemos su nombre para identificarlos y también sabemos algo de ellos que son sus pinturas/trabajos. Pero al no poder conocerlos físicamente, dejan de tener un poco de “realidad”. Ya que según el diccionario “Lo real, de este modo, se manifiesta y existe de alguna forma en el mundo físico”. Y esto hace que podamos asentar más nuestra definición de lo real en “lo que se puede tocar o percibir”. Aunque en cierta forma “lo real” y muchos conceptos tienen unas formas muy diversas de variar. Por lo tanto nosotros tenemos contacto diario con estos personajes mayormente en las expresiones artísticas de cualquier índole.

Empezaremos por analizar al personaje ficticio con esta cita: ” Lejos de las apariencias ilusorias o construcciones mentirosas, los universos ficticios son uno de los aspectos más importantes de nuestro vínculo con lo real. Y esto vale para todas las ficciones, expresiones necesarias e inevitables del conocimiento y el gozo. Las ficciones responden a la realidad y, en cierto sentido, responden de ella, conservando así una dimensión crítica.”1 Nosotros sabemos que las ficciones no son “lo real” pero nos acercan a ella de un modo muy efectivo al ser un reflejo imitativo de esta misma. De alguna forma la “ficción” nos educa sobre la realidad muchas veces de modos creativos y seductores. Bañándonos del punto de vista el autor y de su manera de percibir la realidad. La ficción exalta a la realidad y la hace lucir de un modo distinto.

Existe una tendencia de los creadores de series en hacer redes sociales a sus personajes ficticios (entre ellos Homero Simpson) para fines publicitarios. Los personajes comentan sobre los capítulos que van transcurriendo a lo largo de la serie que podría ser “su vida” en la ficción e interactúan con las personas del mundo “real” haciendo así más eficaz el digerir a estas personas como seres que están en nuestras vidas. Uno de los ejemplos de lo que pueden ocasionar estos personajes en nuestra “vida real” se demuestra en la noticia dada en que un par de niñas mataron a una amiga para agradar al personaje “Slenderman” (un asesino de niños) y esto parecerá muy extraño pero nos coloca en una posición de… ¿Nosotros no hacemos lo mismo acaso por querer agradar a cosas o conceptos que no podemos comprender como lo son “Dios” o el “Diablo”?  Los fanáticos religiosos excusan su conducta agresiva en este tipo de cosas. También existen personas que al querer ser como: Batman, Superman u otro superhéroe, dedican su vida a ser una copia de la vida de ellos dedicándose al bien o a combatir el crimen. Siendo de alguna forma sus vidas una copia de la copia de “lo real”. El personaje ficticio no envejece, si puede hablar seguro tiene sensibilidad humana (así sea una ballena, una escoba, un villano o un monstruo) lo que hace posible que podamos identificarnos con su personalidad y nos de curiosidad saber qué pasa cuando toma ciertas decisiones, enganchándonos.

Hay muchas maneras de crear “engaños” por internet mediante este tipo de personajes. La compra/venta de productos y servicios en el mundo virtual permite a las personas “engañar” y “ser engañadas” con mucha facilidad. El interesado en el fraude puede cambiar su identidad constantemente para no ser reconocido mientras adquiere beneficios sin devolver nada a cambio. Como un hombre que fue atrapado logró obtener más de 6000 euros a través de la venta de productos inexistentes2. El hecho de morir puede dejar de ser un problema para nosotros en las redes sociales ya que a través de páginas como “DeadSocial, If I Die y _LivesOn” entre otras, nosotros podemos engañar a las personas con las que teníamos contacto manteniendo activa nuestra cuenta y publicando regularmente como “solíamos hacerlo en vida”. Incluso hay páginas que ofrecen “novias ficticias para Facebook” haciendo pensar en lo importante que se ha vuelto esta parte de “ficción” en nuestras vidas.

 

 

 

Diana Rodarte Miranda

El personaje ficticio y el anonimo en internet

” Lejos de las apariencias ilusorias o construcciones mentirosas, los universos ficticios son uno de los aspectos más importantes de nuestro vínculo con lo real. Y esto vale para todas las ficciones, expresiones necesarias e inevitables del conocimiento y el gozo. Las ficciones responden a la realidad y, en cierto sentido, responden de ella, conservando así una dimensión crítica.”

 

-Jean-Marie Schaeffer en su libro “¿Por qué la ficción?”

 

 

“Uno de los desafíos más importantes radica en preservar las vías naturales de comunicación, interacción y entendimiento de las personas proveyendo a las computadoras de una visualización e interacción lo mas humana posible.”

 

-Y.Alvarado, M. Zúñiga, F. Pahud, J. Fernández, R. Guerrero en su artículo “Simulación de personajes conversacionales virtuales dentro de un entorno de Realidad Virtual”

 

 

“Poder hablar de forma anónima es extremadamente importante para que una democracia sea fuerte”

 

-Eva Galperin, analista de Política Global de Electronic Frontier Foundation (EFF), organización prodefensa de los derechos civiles en el mundo digital.

 

 

 

Dentro de la virtualidad y del gran mundo existente en la internet podemos encontrar a varios personajes entre ellos el personaje ficticio y el anónimo, que son los que podemos observar mayormente mientras navegamos.

El personaje ficticio tiene la naturaleza de ser como “una máscara de lo real” puede ser totalmente inventado o estar basado en alguien más entre lo cuales hay distintos modos de categorizarlos, ya sean: Personajes principales, portavoz, estáticos, estereotipos, etc. Y en el internet podemos encontrarlos en los escritos, los comics, los videos, cortometrajes, videojuegos e incluso en nosotros o en las demás personas cuando creamos cuentas, hacemos un perfil o subimos contenido con una firma de autoría. Por otro lado también existen otros que son capaces ir un poco más allá como lo son los “humanos virtuales autónomos”, entre otros, que consisten en máquinas programadas para presentar las noticias u alguna otra función, dotándolos de voz y de cierta personalidad haciendo que cumplan algunas funciones de manera automática.

El personaje anónimo se presenta en internet a través de páginas como: “Tor, Whisper, Secret o Yik Yak, servicios como Justleak.it y 4chan”. Que son las que les dan al usuario la seguridad de que “no podrán ser rastreados” y por lo tanto la libertad de expresarse en plenitud. Lo que abre paso tanto a cosas positivas como a negativas. Siendo de las últimas el uso de ellas para “actos ilegales” y acoso entre usuarios, como de las primeras las confesiones amorosas y las consultas a toda variedad de ideas e información. Por otro lado, existen también otras páginas que ofrecen la posiblidad de elección bajo frases como: “Sometimes you just need to be an anonymous viewer” de la página LinkedIn o Wikipedia alegando que: “(…)  hay maneras en las que su identidad puede ser revelada, incluso si usted no desea”. Haciendo notar que el ser anónimo representa algo de riesgo para la página. Asi como en Justleak.it.:  “Si lo usas para algo ilegal daremos tu dirección IP a las autoridades”.

Diana Esmeralda Rodarte

El personaje ficticio

A través de nuestro análisis de “Ways of seeing” y “Ways of something” pudimos notar un poco de que va junto con la lectura de algunos artículos llegamos a puntos por los cuales podemos investigar, entre ellos el personaje ficticio, entre los que describe un poco en “how to be an internet visual artist”

Quisiera poder analizar la cuestión del “personaje” y “la ficción” viendo los puntos de como se crean de tal forma los personajes que admiramos de los comics, de algún programa u otro. También analizandolo por la parte de como decidimos tomar esta “ficción” con nosotros mismos y nos convesrtimos en personajes.

Algunas cuestiones que son de mi interés en la investigación son una serie de preguntas que espero poder responder como:

  • ¿Qué hay detrás de la desición de ocultar nuestra identidad en intertet?
  • ¿Cómo se describen las relaciones en un “océano de anónimos”?
  • ¿Cuáles son las carácterísticas del personaje ficticio y por qué nos atraen?
  • ¿Cómo es que se mezclan con la realidad?

 

Diana Esmeralda Rodarte

Ways of Seeing & Ways of Something

En el video se puede observar una clara aplicación de la voz directamente de “ways of seeing” a “ways of something” cambiando a una serie de imágenes random de gran colorido y efectos manipulados a través de la computadora que hace tener una lectura diferente de la misma narración. Eso es algo que se puede observar en común en ambos vídeos ya que se habla de como influencian ciertos factores a la lectura de la imagen con la diferencia de que ahora se le atribuyen virtudes propias de las pinturas europeas al óleo con las imágenes manipuladas en una computadora como el silencio y la capacidad de permanecer. En verdad el silencio en que obtienes la lectura de la imagen en nuestra situación contemporánea depende del sitio o de las circunstancias en las que te encuentres, incluso en una galería de arte reconocida el silencio no va a ser total o puro y su capacidad de estar tampoco.

También podemos  observar que el estilo de “ways of something” es mucho más novedoso y trata de expresar algunas de las posibilidades que se tienen ahora a través de la tecnología como manera de crear arte en este caso de forma juguetona ya que toma elementos del video original y de alguna forma les quita esa “seriedad” al introducir un santa claus en una pintura de crucifixión, pixelear retratos, combinándolos con escenas cotidianas figuras en 3d, colores llamativos entre otros. Mientras que en “ways of seeing” se muestra todo de una forma coherente con motivos educativos diciendo algo y reforzándolo con su imágen de modo a como estamos acostumbrados a ver los videos.

En ambos podemos ver que se trata de dar una impresión distinta con las diferencias de “orden, tradicionalidad y estilo conservador” mostrado en “ways of seeing” contra “el desmadre, la novedad y lo transgresor” de “ways of somethig”. En el primero se explica mejor las ideas básicas de influencia y de como la reproducción de la pieza “altera” la percepción de la original que yo veo de alguna forma reforzado en el segundo al ver estas mismas piezas en prendas de ropa y demás artículos mostrándolos como parte de nuestra realidad.

 

Diana Esmeralda Rodarte