Espectador-Participante

A través de la obra de Rafael Lozano Hemmer, se pudo observar una constante participación del espectador. A raíz de ello, se logró considerar la gran importancia que tiene el espectador, puesto que ahora, es un elemento necesario para que la obra pueda considerarse completa. A base de lo anteriormente descrito, se dirige esta linea de investigación, la cual considera relacionar los cambios entre el artista, el espectador y la pieza de arte. De igual manera, surgen las preguntas: ¿que cambios conlleva dentro de la pieza este nueva forma de involucrar al espectador? ¿Cual es la función del artista en este tipo de piezas?
Tradicionalmente, en las obras de arte se buscaba que el espectador solo tuviera frente a la obra un momento de contemplación y observación. Al igual, era necesario que la pieza se encontrará en completo aislamiento (Isaza, 2011), para que así, solo fuera el espectador con la obra, sin la influencia de más personas u objetos, de manera que se generara una intimidad. Por otro lado, actualmente en las obras que requieren de la participación del espectador, se necesita la participación de varios, y no de cada uno como individuo sólo con la pieza. Con lo cual, se genera una comunidad al crear esta convivencia con los demás en este intercambio de diálogos, interpretaciones e ideas. De esta manera, la participación permite experimentar la pieza “como un sujeto vivo antes que como un objeto sin vida” (Kuspit, 2006).

Dentro de la noción de la participación del espectador en la obra de arte, podemos encontrar la posibilidad de generar diversos resultados en una sola pieza. Esto, debido a que el espectador se da cuenta que la pieza va construyéndose en base a la interactividad que él, junto con otros, tiene frente a la obra. Con lo cual, la variedad de cada resultado depende de los tipos de espectadores que influyan en ella y depende del contexto del cual forme parte cada uno de ellos. Por lo tanto, podemos considerar que la pieza presenta diversos momentos únicos, al igual que se obtienen diferentes experiencias conforme a cada aquí y ahora.
A partir de la forma en que se involucra al espectador, la visión del artista cambia. El artista ahora provee las ideas y las herramientas, a través de las cuales, genera la curiosidad para experimentar con la obra, logrando que el participante se involucre. Al mismo tiempo, puede atraer incluso a un publico de temprana edad, lo cual nos remontaría a la noción de crear diversos tipos de lecturas e interpretaciones dentro de la obra. Por otra parte, el artista también tiene el papel de generar esa comunicación a base de dominios de elementos, para transmitir el mensaje. De esta manera, la pieza no esta a la deriva, puesto que el artista cumple como una especie de guía, la cual va dirigiendo al espectador (Eco,1978).

Lo interesante aquí, es ver como también tiene importancia el entorno dentro de la creación de una pieza que requiere interacción. Puesto que éste tiene que ser un lugar propicio para que esa interacción sea realizada y un entorno que invite al espectador a interactuar con la obra. Al mismo tiempo, tiene que haber una conexión entre la interacción del espectador con el propósito de la obra y la relación de por qué ese especifico lugar en que la obra se lleva a cabo.
Por otra parte, se comentó que a partir de que es necesaria una interacción dentro de la obra, se asume que ésta no se completa sin el espectador. Esta característica la podemos relacionar con el proceso de creación de una obra. Por ejemplo, el artista proporciona la oportunidad al espectador para este pueda considerarse a si mismo como artista, puesto que él modifica e influye en ella. Esto se presenta al momento que el participante decide como interactuar sobre ella, teniendo la oportunidad de jugar con la obra y decidir cual será su final estético. Al mismo tiempo, esta decisión, puede quedar inmortalizada, por ejemplo, por medio de una fotografía. Esta idea, nos da la posibilidad  de que cualquiera puede ser artista.

Un ejemplo de este tipo de arte, en el que se llegó a requerir de un participante, es el Situacionismo, en el que, uno de sus objetivos, era que por medio de la interacción y la comunicación con el otro, se generara una experiencia única, que a la vez, tenía la posibilidad de generar una extensión del conocimiento.
Aquí un poco mas de información sobre ese movimiento:

http://situaciones.info/revista/la-vanguardia-no-se-rinde-guy-debord-y-el-situacionismo/

Otro ejemplo, seria la creación de piezas en la red, en las cuales, se invitan a los usuarios a formar parte de ella y así poder tener esos distintos resultados que cada mente puede generar, un ejemplo de ello es la siguiente pieza de Lozano Hemmer:

http://www.lozano-hemmer.com/vectorial_elevation.php

Por otro lado, siguiendo con las obras de Lozano Hemmer, observamos que involucra sus piezas con la tecnología. Este tipo de piezas y la interacción a través de ellas, pueden crear la noción de que la pieza esta terminada, puesto que se forma una invitación para que el público valla y genere una situación en la que no solo observe una pieza, sino que interactúe con ella. Pero, tal vez no habla de una pieza terminada, sino de una pieza que se puede considerar inconclusa, puesto que necesita de la participación para poder ser concluida. Ante esto, la pieza en si misma, sin ningún tipo de interacción sobre ella, no funcionaria. Por lo cual, cabe la posibilidad que la pieza por si sola, en el museo, no se considere como arte. Lo anterior, puede ser contrario a la manera de percibir las piezas que se consideran concluidas, al momento de no necesitar de ninguna participación.

En general, podemos observar e interpretar que existe una expansión mental y reflexiva en cuanto a cada individuo que participa dentro de este tipo de obras de arte. Por lo cual, a pesar de existir una colectividad, no deja de haber interacción individual-personal con la obra. Podemos decir que existe un reconocimiento ante nosotros mismos dentro de la interacción de la obra, puesto que se considera una “experiencia de sentido que modifica al que lo experimenta” (Isaza, 2011).

Una contraparte de lo que se considera como cambio histórico de la pasividad del espectador a la participación del mismo, es cuestionada por Rancière(2010), el que argumenta que siempre ha existido una participación del espectador dentro de la obra, puesto que la mirada, no es un agente pasivo, y el propio espectador, podía generar sus interpretaciones, a pesar de que estas no fueran consideradas como parte de la obra. A pesar de ello, podemos notar que en la mayoría de las veces, al hablar de un participante en lugar de un espectador, este implica lo que es su cuerpo como medio de esa interacción, pudiendo ser un punto característico de esta noción de cambio de la que se habla.

Para finalizar, Popper (1989) hace mención sobre las consecuencias que se pueden presentar en algunas piezas de arte que conlleven esta característica de participación, puesto que menciona que la obra de arte se ha ido deteriorando progresivamente, el artista ha funcionado mas como un mediador que como un creador y que la obra de arte  no se muestra concluida sino que se muestra abierta. Podemos decir, que estas características pueden presentarse en algunas obras, pero estas no se consideran como un hecho característico de este tipo de arte.

Referencias bibliográficas.

Eco, Umberto, (1978). El Problema de la Obra Abierta, (pp. 157-164) En Antología Textos de Estética del Arte. Vásquez, Adolfo. México: Universidad Nacional Autónoma de México.

Popper, Frank, (1989). Arte, Acción y Participación. Madrid: Ediciones Akal (pp. 9-12).

Isaza, Maria. “Espectadores Inmersos en la Obra de arte Contemporanea”. Arquetipo. 10 Agosto 2011:86-94

Rancière, Jack, (2010). El Espectador Emancipado. España: Ellago Ediciones (p.p 7-29)

Kuspit, Donald, (2006). Arte Digital y Video Arte. Madrid: Ediciones Pensamiento

Miembros del equipo:
Yessica Aime Ponce Quintero
Paloma Natalí Rincón Jurado

Anuncios

3 Comentarios

  1. Muy buen trabajo de investigar y organizar la información, argumentos claros y específicos sobre que significa hablar de un arte incompleto e interactivo. Sin embargo la conclusión esta casi ausente, creo que se perdió una oportunidad de cerrarlo todo y hacerlo converger a través de una conclusión compartida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s