Investigacion Final, Ciclo II:

Mediante el análisis final y partiendo desde lo que nos hace mención el video Ways of seeing (John Berger, 1972), no solo el acto de ver una pintura, sino enfocado en la manera de ver las cosas -el antes y el después- muestra un cambio radical de la manera de cómo vemos hoy en día, “si descubrimos por qué esto es así, también descubriremos algo acerca de nosotros mismos y en la situación en la que estamos viviendo”, (Berger, 1972).
Ways of something (Mills, 2014), mas que una re-apropiación del video de Berger, o un intento de cambiar su argumento mediante diversas imágenes, mas bien nos muestra un reflejo de este ciclo de transformación en el que estamos viviendo y que la tecnología con avances agigantados ha sido de gran influencia para que este cambio fluya de manera masiva. Según Marcela Garribia, quien menciona que Dufour sostiene “que el sujeto crítico de Kant y el sujeto neurótico de Freud, que suministraron la matriz del sujeto de la modernidad han sido destruidos por la mutación del capitalismo moderno. Este nuevo modelo requiere de un sujeto acrítico y psicotizante, al cual denominó ‘hombre nuevo’. Por lo tanto para el autor, la posmodernidad ya no se basa en la apropiación de los cuerpos como fuerza de trabajo, sino la reducción de las mentes, la extinción de las referencias filosóficas que nos permitían pensar nuestro ser-en-el-mundo. Como consecuencia, se puede observar cómo el postulado de la postmodernidad se confronta, criticando, a la modernidad y a todo su entorno o contexto.”(Garribia, 2013).
Al hacer un choque de los videos de ambos autores, (Berger y Mills), uno muy bueno y el segundo no tan bien logrado (fallos en la curaduría, incongruencia en algunos autores, etc.) pero ambos con una buena propuesta; se puede apreciar cómo en pocos años es evidente la manera de expresar bajo todos estos medios tecnológicos sumergiéndonos en imágenes, buscando una alternativa a un mismo concepto, pero que solo nos arroja un producto confuso, improvisado, que a su vez no es más que una imagen de lo que posiblemente se esté viviendo, es en esta transición en la que se pretende lograr, pero que no se ha encontrado una manera congruente de hacerlo, por lo que solo queda hacer crítica a la postura anterior, mostrar y jactarse de su gran fracaso, que es fácil verlo desde el sitio seguro en el que nos encontramos.
Tanto así que aun se sigue nombrando el termino “moderno”, solo agregando el “pos” el “pos-pos”-modernidad, porque aun no se ha sabido qué hacer o cómo desprenderse hacia una verdadera postura, ésta solo es como el Padre (modernidad) y los hijos adolescentes (posmodernidad) que aun están en su desarrollo y no se ha llegado a su total maduración, por lo que es normal observar nuestro entorno con una visión de lo que ha sucedido y está sucediendo, por lo que es mas cómodo rechazar absolutamente la idea de verdades absolutas, quejarnos de ellas, reírnos de ellas, dejarlo tal cual, para después ir a jugar dentro de nuestras realidades alternas que hemos creado y la tecnología como medio para hacerlo mas atractivo manteniéndonos entretenidos, esperando a ver a quién se le ocurre alguna buena propuesta, o simplemente manteniéndonos en este estado de negación, tal como Peter Pan, quedándonos en esta tierra de nunca jamás.
Nuestra comunicación e interacción con el otro a través de las redes sociales, Internet y celulares (como prótesis creadas por el hombre para el hombre); se ha convertido en una extensión natural de la comunicación, que al ser privada de ella nos sucumbe psicológicamente, sintiendo que realmente somos afectados emocionalmente, por lo que nuestra conducta es alterada. La nomofobia como uno de los trastornos contemporáneos surgidos sutilmente a raíz de este fenómeno, “desde el punto de vista psicológico, estas ‘nuevas enfermedades’ son el resultado del mundo al que nos enfrentamos los seres humanos hoy en día. Un mundo que se caracteriza por ser tecnológicamente avanzado y perfecto, pero afectivamente limitado; desbordante en medios de comunicación, pero más aislado que nunca, individualista, exigente e inmediato, dando paso con ello a la frustración, la insatisfacción y la desesperanza como características principales. Un mundo posmoderno en donde el sujeto ha dejado de serlo para convertirse en simple objeto, a merced del flujo incesante de las mercancías. Un espacio en donde la sentencia de ‘lo que hoy pienso y siento, no sé si lo mantendré mañana’ está a la orden del día y el ‘no pienso, no hago, no escucho’ son las primeras tarjetas de presentación. Un mundo que muchos han decidido nombrar como una nueva era, la era de la posmodernidad, aunque para otros sólo sea: la era del vacío.”(Psicólogos De(s) cire, 2013).

Por lo tanto, por mas que Lorna Mills y su grupo de 30 artistas en intentaran mostrar a través de la pieza Ways of something 2014, lo que podían hacer con Ways of seeing 1977; mas bien John Berger evidenció con su pieza, lo que estamos haciendo hoy en día, ponernos este espejo, reflexionar por qué estamos viviendo como vivimos, por qué estamos produciendo lo que producimos, y por lo tanto, lo mas difícil, intentar ver quiénes somos.

Adrián Ricalday

Nomophobia

 

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s