Ways of seeing something.

En los dos videos presentados en la clase anterior Ways of seeing (Berger & Dibb, 1972) y Ways of something (Mills et al, 2014) surgieron un cuarteto de preguntas de las cuales se dividieron en cuatro grupos en la que me toco compartir ideas referente a la pregunta ¿Existen argumentos que permanecen intactos y cuales son? La respuesta a esta pregunta es si hay argumentos que permanecen intactos entre estos dos vídeos, por la forma en que narran, explican y documentan tanto Berger como los treinta autores de cada minuto del vídeo de Mills, la manera en como se pueden observar las imágenes repetitivas de algunas obras de Da Vinci, Hals, Van Gogh entre otros. Lo que si cambio es el concepto de estos dos vídeos por que son explicados de diferente forma.

En Ways of seeing de 1972, Berger explica con sus propias palabras por medio de este documental de cuatro episodios la importancia que tiene el ojo humano como el primer sentido que observa lo que el entorno invade con toda esta serie de imágenes que ven repetidas como autenticas y de como estas pueden provocar cierto impacto a la mirada, por otra parte, la cámara y la tecnología manipulan, replican y se apoderan de la vista del espectador como el ojo que ahora lo ve. En Ways of something 2014 a pesar de ser un remake de Mills, invita a treinta autores para la realización de este vídeo, la creatividad, el ingenio y el uso de softwares de todos estos artistas son los que argumentan los diálogos de Berger, aquí ya no son las palabras de Berger las que tienen mas peso en el vídeo, es la edición de cada artista minuto a minuto por medio de las imágenes, un performance audiovisual que trata de educar la mirada de quien lo ve.

En una ocasión hice un trabajo de un pintor de Guadalajara Jalisco que la mayor parte de su vida la vivió en Aguascalientes, este pintor se llamaba Enrique Guzmán Villagomez, al ver las imágenes de sus obras en su biografía redactada por Carlos Blas Galindo, no me causo en cierta forma mucha impresión por verlas porque se ven planas y sin vida sus obras, no me transmitian nada, años mas tarde tuve la oportunidad de estar en Aguascalientes, gracias a un viaje mochilero en compañía de mi hermano y mi hijastro en mi camioneta por toda la orilla de este maltratado país. Llegamos al museo de arte contemporáneo numero ocho y allí tienen una exposición permanente de este gran artista, al estar presente de sus obras mi mirada cambio por completo porque estaba viendo la pieza original. A lo que Berger menciona, la perspectiva de la mirada si cambia tu manera de ver una obra de arte o algún lugar por el echo de que ya se tiene noción, sin estar en dicha parte.

aquí les dejo una de las pinturas de Guzmán El Mar 1977

Anuncios

1 comentario

  1. El vídeo como performance! Me gusta… No como documentación sino COMO performance. Tu encuentro con la obra de Guzmán habla de un proceso importante mediante el cual te encontraste con “el áurea” del trabajo. Justo hay en clase nos preguntábamos su la reproducción y reapropación del arte lo degrada… Creo que tu anécdota arroja cosas para pensar… Cierto?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s