Cronenberg en los objetos

Cosmópolis ha supuesto un reto de entendimiento para muchos, provocando devoluciones de dinero en cines por su supuesto sinsentido, sin embargo esto solo pone en evidencia la falta de análisis crítico de la gente hacia la narrativa visual y hacia el cine de arte, es sabido que Cronenberg es difícil de digerir pero en especial la cinta que nos lleva a este análisis es digna de reflexión, ya que tiene muchos logros de manera artística. Uno de los logros que tomaré de ejemplo en este escrito es la capacidad del director de convertir un simple objeto en un personaje y no uno cualquiera, sino uno que comparte el mismo nivel de protagonismo que el personaje principal. ¿Quién se iba a imaginar que la mejor inversión de Cronenberg en este filme era una limusina y no el contratar a Robert Pattinson?

Lo primero en este análisis es reconocer la importancia de la limusina dentro de la película:

  1. Es la primera en aparecer en escena, aún primero que el personaje principal.
  1. El 80-90% de la película se desarrolla dentro de ésta.
  2. El rol que juega dentro del filme la convierte en imprescindible, ya que no puede ser remplazada de ningún modo, al ser una pieza única de ingeniería y hecha sobre pedido, no significaría lo mismo si en vez de esta limusina Erick viajara en un lamborghini o en un Ferrari 250 GTO, la diferencia sería equiparable conque Erick fuera mujer y que en vez de que tenga la próstata asimétrica padezca cáncer de seno, o que sea un ser altruista y lleno de amor y bondad por los pobres, perdería sentido la obra.

El significado de la palabra personaje según el diccionario de la lengua española (2001) es  “cada uno de los seres humanos, sobrenaturales, simbólicos, etc., que intervienen en una obra literaria, teatral o cinematográfica.” Significado que acredita a la limusina como un agente que interviene en la película siendo un personaje simbólico, podría decirse que es el personaje mejor trabajado dentro del filme, después de Erick, de manera psicológica como visual. Todas las decisiones y cambios de ruta o trama abordados en la película en los que participa la limusina tienen mucha lógica según una personalidad muy elaborada que podemos entender si conocemos el contexto del personaje.

El origen: el nacimiento de este objeto está basado en los deseos y necesidades de Erick, ya que de no ser por su búsqueda de confort, poder, representación y omnipresencia laboral jamás habría existido, ya que es un ser hecho sobre pedido y al ser un ente único no puede justificarse a sí mismo de otro modo que no sea por la utilidad (la finalidad con la que fue construido) ya que no existe nada a lo que pueda compararse para poder definir y excusar su ser. Este tipo de personalidad tiende a resultar autodestructiva, si no sirve para rendirle honor a su utilidad no debería de existir, sin embargo en este filme dadas las condiciones que delimitan al personaje, como por ejemplo ser indestructible, convierten este resultado en un imposible así que  al no poder destruirse a sí mismo tiene que destruir a la otra parte que evidencia su falta de funcionalidad y critica su existencia.

Dentro de la trama: el papel que desempeña la limusina es el medio, ella es el medio por el cual Erick va a conseguir lo que quiere, que es atravesar la ciudad (el día más caótico para hacerlo, ya que hay visita presidencial) para poder conseguir un corte de pelo en su peluquería favorita, es su medio para demostrar que su deseo más nimio es más importante y tiene más valor  que la visita de un  poder político, es quien le permite llegar a salvo a su destino. Durante el filme vemos el testimonio de la limusina al ser testigo de la exposición intima de su amo, ya sea en sus actos inmorales o en sus revisiones médicas diarias, es su consuelo tras la muerte de su rapero favorito, es ejemplo y sustento de sus teorías filosóficas y económicas, es su mayor guardaespaldas porque es quien mayor seguridad le puede brindar, más que alguien mortal, aguanta todo el viaje a través de la ciudad solo por un capricho de su amo, se convierte en una extensión de él ya que le provee de todas las tecnologías y las pone a su inmediato alcance, como si fuera un “mecha” de manga (comic japonés), se convierten en uno solo mientras él está dentro de ella, pero ella es autónoma mientras esto no sucede, de estas separaciones momentáneas  nacen todas las inseguridades de ésta, cada vez que él está fuera de sus posibilidades de cuidado la aborda la incertidumbre de su utilidad (como una enamorada celosa) y es en este punto el clímax de su conflicto, en uno de esos momentos de separación su amo fue afectado, fue lastimado hasta el ego con un vigoroso pastelazo, no pudo ser capaz de protegerlo, estaba fuera de sus manos hacerlo, sin embargo como su existencia está basada en su utilidad, ser testigo de su falta de ella la lleva a una confrontación de dos realidades, una en la que es incapaz de encontrar una razón o justificación para su existencia y por lo tanto no debería de existir y la otra en la que no existe evidencia de su falta de utilidad, ya sea por instinto de supervivencia o en realidad por su falta de poder de autodestrucción por ser prefabricadamente inmortal o porque no tiene tiempo ni la capacidad de corregir sus errores antes de que su día de vida se termine y tenga que ser resguardada se decide por la segunda realidad, la traición es más admisible que la inexistencia en vida, por algo los nihilistas se suicidan, así que la limusina se hecha a dormir dejando a su amo indefenso y en las fauces del lobo, lo lleva con falsas promesas de seguridad, y lo deja varado en el camino, lo acerca y encamina a la muerte mientras que ella es protegida por un ente mayor, un garaje, la finalidad de la segunda realidad es destruir la evidencia de su inutilidad, si no puede protegerlo tiene que destruirlo.

La personificación de un automóvil en un filme de Cronenberg no es la primera vez que aparece, lo podemos ver en la película Crash en donde los automóviles fungen también como personajes, ya que el deseo sexual que muestran por ellos y la excitación que provocan es como si fueran personas, además de que pasa lo mismo que en cosmópolis, protegen, emocionan, consuelan y son testigos y participes del acto sexual de los seres humanos. No solo Cronenberg utiliza maquinas como actores dentro de sus filmes, también podemos contar a Matthew Barney dentro de los directores que utilizan máquinas para que jueguen el rol de personajes, en el cremaster 3  los automóviles toman justicia dentro de la sociedad y hacen lo que es necesario hacer a su criterio, y por lo mismo poseen razonamiento y capacidad para decidir.

Un teórico que me lleva a argumentar es McLuhan al decir:

“Toda la tecnología tiende a crear un nuevo entorno humano… Los entornos tecnológicos no son meramente pasivos recipientes de personas, son procesos activos que re-configuran a las personas y otras tecnologías similares.”

Herbert Marshall McLuhan

La existencia de la limusina re-configura el entorno de Erick y permite una lectura diferente como el hecho de que un sencillo objeto pueda pasar como un personaje de la narrativa de Cronenberg, retomando la idea del “mecha” (para una referencia más inmediata la película de Guillermo del Toro “Pacific Rim” o el anime “Neon Genesis Evangelion” del director Hideaki Anno) como un recipiente pasivo de las personas, el equivalente a un automóvil, en realidad no es solo un contenedor que te permite viajar es también un objeto que te reconfigura, que interviene en tu futuro, en las personas que conoces, en lo que los demás piensan de ti, se convierte en un sistema una extensión tecnológica que mejora tu vida, es un medio de interacción con el mundo, es capaz de modificar lo que existe a tu alrededor por una voluntad propia, probablemente la película de cosmópolis es el resultado al verdadero miedo de que el ser humano sea capaz de crear una tecnología tan perfecta/imperfecta que le extermine por su vulnerabilidad y su imposibilidad de justificar su existencia o con una capacidad de razonamiento en el que es imposible que un ser inferior (mortal y finito) sea su creador.

 

 

Por Fabiola García

 

 

Anuncios

5 Comentarios

  1. El hombre no es la más majestuosa de las criaturas. Antes incluso
    que los mamíferos, los dinosaurios eran decididamente más
    espléndidos. Pero él posee algo que los demás animales no tienen:
    un caudal de facultades que por sí solo, en más de tres millones de
    años de vida, le hizo creativo. Cada animal deja vestigios de lo que
    fue; sólo el hombre deja vestigios de lo que ha creado…
    (Jacobo Bronowski: El ascenso del hombre)

    Me gusta

  2. Primero que nada me encantó encontrar un comentario tuyo en tu propia publicación… buen uso de las capacidades del blog.
    Muy buen planteamiento y desarrollo, lo mismo digo de la incorporación de referencias aunque no las listas al final ni enlazas a ellas para que sea más fácil encontrarlas y entender su contexto. También creo que hace falta una definición específica de «mecha».
    La conclusión podía ser un tanto más clara.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s